El árbol de la semana n.13 – 巨杉 – Sequoiadendron giganteum

En el árbol de la semana de hoy vamos a hablar de otro campeón, de hecho, ÉL campeón entre los grandes y un notable entre los longevos. Hablamos del Sequoiadendron giganteum o Secuoya gigante para los amigos.

Secuoya gigante con Yao Ming al lado (el minúsculo puntito rojo en la base del árbol)

Secuoya gigante con Yao Ming al lado (el minúsculo puntito rojo en la base del árbol)

Su nombre común en chino es 巨杉, que significa:

  • 巨杉 (jù shān): muy grande, enorme, gigantesco (巨) + pino, abeto (杉) = El Enorme Pino.
  • Descomposición y sugerencia de mnemotécnico:
    • 巨 (jù) = caja (radical) (匚 fāng) + caja (radical) (匚 fāng) -> Para que una caja pueda contener cualquier otra caja, la primera debe de ser la más grande, enorme, descomunal, gigantesca
    • 杉 (shān) = madera, árbol (木 mù) + cabello, cerdas (彡 shān) -> Los pinos y abetos son árboles cuyas hojas parecen cabellos.

Su nombre en chino ya lo deja claro, ENORME (巨 jù), pues estamos hablando del mayor ser vivo (por volumen) del planeta tierra y, consecuentemente, también del árbol más grande, aunque no del más alto, como veremos la próxima semana.

Se trata de una conífera perennifolia que, de media, alcanza los 80 metros de altura con una copa piramidal bastante densa y ramificada, y con una base, extraordinariamente gruesa, de 6 a 8 metros de diámetro. Las medidas récord de la especie, sin embargo, están en 94,8 metros de altura y 17 metros de diámetro.

A pesar de que ha sido introducido en otras partes del mundo con fines ornamentales, actualmente, su hábitat natural se reduce a las laderas occidentales de Sierra Nevada en California, entre los 1500 y los 2500 metros de altitud.

Como ya dejamos entrever en la introducción, se trata, también, de una de las formas de vida más longevas, ostentando, el ejemplar más viejo conocido, los 3500 años de edad.

Sus hojas son en forma de acicula de 3 a 6 mm de longitud dispuestas en espiral o en 3 hileras, y que, al frotarlas, desprenden un aroma a anís. En lo que respecta a la corteza, es agrietada, profundamente surcada y muy gruesa, llegando a los 90 cm de espesor en la base, lo que provee al árbol de una importante protección frente al fuego, elemento importante en su ciclo biológico, puesto que la apertura de sus conos se ve facilitada por el aire caliente ascendente de los incendios, y sus semillas agradecen la limpieza del suelo del bosque que éste realiza dado que necesitan de la ausencia de competencia vegetal para germinar y desarrollarse.

Para que os hagáis una idea de su descomunal tamaño, el ejemplar más grande en la actualidad, el General Sherman, tiene un volumen de 1486,9 metros cúbicos y un peso aproximado de 2100 toneladas, kilo arriba kilo abajo… Lo que, en cantidad de madera, equivaldría a media hectárea de píceas.

Para más datos sobre este gigante del mundo moderno podéis consultar su artículo en la wikipedia o echar un ojo a su ficha de infojardín.